almorta

VUELVE LA ALMORTA, ¡PERO OJO!

La almorta (Lathyrus sativus) es una leguminosa que a menudo, pero de forma errónea, se ha confundido con el popular altramuz. Si bien es cierto que un altramuz con exceso de alcaloides puede llegar a ser perjudicial para la salud, no lo es menos que nada tiene que ver este riesgo con el de la almorta, cuyo consumo en humanos ha estado prohibido desde hace décadas en España.

La almorta consumida de forma regular produce una enfermedad nerviosa llamada latirismo, debido a la presencia de un neurotóxico en su composición, los aminoácidos latirógenos. Esto llegó a producir una epidemia en la España de la posguerra, y también en otros países poco desarrollados, donde se extendió su consumo. Por ello, en nuestro país se prohibió su comercialización para consumo humano en 1967. Hay que tener en cuenta que se trata de un alimento de alto contenido proteico, muy barato de cultivar, y por tanto, muy demandado en épocas de escasez.

En 2010, el Comité Científico de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) analizó la toxicidad del Lathyrus sativus y concluyó que un contenido de toxina inferior al 0,15% en la semilla se considera un umbral seguro para el consumo humano. Ahora han dado una nueva vuelta de tuerca y hace unos días el mismo Comité Científico ha concluido que “el riesgo para la salud de la población general del consumo de harina de almortas puede considerarse despreciable en las condiciones habituales de consumo de esta harina en forma de gachas por la población española”.

Por tanto, hay que entenderlo como una autorización parcial, o al menos, una recomendación de consumo con cautela. Lo que realmente afirma es que consumido tal como se hace en la actualidad, de forma muy esporádica y relacionado con la elaboración de gachas, no es peligroso para la salud. El riesgo es que se malinterprete y se entienda como una autorización completa, lo que podría llevar a un consumo más generalizado que el actual. Hay que destacar que la almorta sigue siendo la misma y no hay nuevas variedades que ya no contengan el neurotóxico. A bote pronto, parece una posición  clara en la letra, pero que puede ser mal interpretada.

En todo caso una buena noticia para los consumidores de gachas, que ya no tendrán que comprar la harina en la sección de pienso animal, como había que hacer hasta ahora. Lo que en el fondo, era una trampa que debería haber sido perseguida con contundencia, ya que no se compraba para los animales sino para las personas. También será un buena noticia para algunos agricultores con tierras de mala calidad, que quizás vean en el hipotético aumento de su consumo, una alternativa para sus campos, a los que la almorta, con una alta rusticidad, se podría adaptar.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies