cogeneración purines porcino

El déficit de tarifa y el sector porcino

El llamado déficit de tarifa, además de los aumentos de costes al consumo, supone un importante recorte de ingresos para muchos sectores. Es el caso de las plantas de cogeneración para tratamiento de purines en el sector porcino, con pérdidas retributivas en torno al 40%.

En la actualidad hay en España 29 plantas, algunas de las cuales han cesado su actividad y otras lo harán dentro de poco. Por el momento se entiende como una medida de presión ante el gobierno, pero simula de manera bastante precisa lo que pasará si sigue adelante este proyecto tal como se ha planificado. De acuerdo con los datos de la industria, supondrá unas pérdidas de 4.200 empleos.

Desde el punto de vista ganadero, la proporción del sector del porcino amenazado por este planteamiento no es mayoritario, y quizás sea este el único dato que ha considerado el Ministerio de Industria para valorar su impacto. En estas industrias se tratan 2,5 millones de toneladas de purines, frente a los 50 millones de toneladas producidos por toda la ganadería porcina española. Un 5% que, a pesar de no parecer mucho en términos relativos, lo es en valor absoluto, ya que se trata de una pequeña parte de un gran sector, muy importante para nuestra balanza de pagos. El porcino español es el cuarto productor mundial y el segundo europeo, solo superado por Alemania.

Las actuales plantas de cogeneración para el secado de purines se desarrollaron al amparo de una estrategia pública, con el objetivo de eliminar estos residuos en aquellas zonas donde la normativa de nitratos no permitía su uso como fertilizante. Las inversiones que han realizado tanto industriales como ganaderos, se han basado en un escenario a largo plazo que no se puede romper de forma brusca; entre otros motivos, porque en el momento actual no existen alternativas tecnológicas viables y autorizadas.

Hay algunas realidades que son difíciles de cuestionar. Por un lado, el balance energético y económico de estas plantas, es muy negativo. Por ejemplo, si se repercutiera el coste de secado al precio final de la carne, éste se duplicaría. Por otro lado, al retribuir a estas plantas de cogeneración, se produce una discriminación con respecto a plantas similares en otros sectores, no remuneradas.

El problema fundamental no radica en que el sistema deba ser corregido, sino en que se aplique de una forma radical, sin establecer periodos transitorios negociados que permitan adaptarse tanto a la industria como al sector productor. De hecho, la propuesta actual es su entrada en vigor con efecto retroactivo desde julio de 2013.

Ante esto, la única solución con la que debe contar el Ministerio de Industria, profundo conocedor de nuestro agro, es la prohibición a más de un millón de cerdos, de vaciar sus vejigas.

 

 

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies