cañas cerveza

UNA CAÑA AL DÍA

 Hay días internacionales y mundiales para casi todo. La cerveza no podía ser menos. Esta bebida, o alimento, según se mire, celebró el pasado 5 de agosto su día internacional. Un evento que solo data de 2007, a pesar de la importancia y antigüedad de este viejo compañero de mesa, y de barra. Y digo viejo porque a pesar de que su consumo se extendió en el siglo XVIII, ya se conoce desde hace 11.000 años.

Se dice que, a nivel mundial, es la segunda bebida optativa en importancia, solo por detrás del té; el agua sería la primera, pero su consumo es preceptivo y juega con ventaja. Para un occidental, salvo algunos anglosajones, llama tanto la atención el que el té supere a la cerveza, como que la cerveza supere al vino; al menos, históricamente, porque en la actualidad no hay más que deambular por casas, bares y restaurantes, para darse cuenta de que ya hace tiempo que en España la cerveza sobrepasó al vino en consumo. Una lucha a la que no renuncia el sector del vino, a cuya joven Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) se le ha puesto entre ceja y ceja incrementar su consumo. No en vano ya dispone de una extensión de norma para promocionarlo, sobre todo en el mercado interior. Un buen objetivo, que esperemos consigan, al menos entre personas adultas y, como siempre se dice no sin razón, con moderación.

La producción de cerveza a nivel mundial ronda los 2.000 millones de hectolitros al año, lo que litro más litro menos, supone una elaboración diaria de más de 2.700 millones de la clásica caña de cerveza; una enorme cantidad, que hay que beberse, claro. Supone que cada habitante de este planeta se bebe de media algo menos de media cañita al día, incluidos todo tipo de personas alejados de este alimento, bien por convicción o por prohibición de religión, edad o salud.

En España no andamos mal y somos el cuarto país europeo que más cerveza producimos y el undécimo a nivel mundial, con 35 millones de hectolitros. Esto nos ha llevado a subir la media mundial y tomarnos de media una caña diaria, si se acepta el error de estimar que nos bebemos todo lo que producimos. En la práctica, en nuestro país bebemos un poco menos, que por cierto es la mitad de lo que se ingieren como si tal cosa, en Austria o Alemania.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies