agua

QUIERO AGUA MINERAL

El agua mineral natural se obtiene de manantiales subterráneos protegidos de contaminantes, por lo que no necesitan ningún tratamiento, algo que sí hay que hacer con el agua de grifo. Es decir, se envasa tal como se encuentra en la naturaleza. Además, el agua mineral embotellada solo representa el 0,03% del agua subterránea de nuestro país, por lo que no supone ninguna explotación abusiva de nuestros recursos.

Según la legislación vigente que la regula, el agua mineral supone el 95% del total embotellada, siendo un producto diferenciado con propiedades saludables, que contiene sales minerales y oligoelementos. Por tanto, el agua mineral y el agua de grifo son productos diferentes, de la misma manera que una naranja recién cosechada es diferente que un zumo de naranja tratado. El resto de las aguas embotelladas son las de manantial (2%), sometidas a tratamientos físico, y la preparada (3%), tratada por procedimientos físico-químicos.

En los últimos años se ha abierto un debate social y político cada vez más intenso que promueve el consumo de agua de grifo en sustitución de la envasada. La propuesta de directiva europea sobre el agua potable regula la mejora en los estándares de calidad del agua destinada al consumo humano, con el objetivo de aumentar la seguridad y confianza del consumidor. Sin embargo, el Parlamento Europeo ha dado un paso más recomendando  el consumo de agua de grifo en los restaurantes.

El origen de este movimiento anti agua embotellada son los residuos plásticos. Es cierto que las recurrentes imágenes de basura plástica en tierra y en mar son demoledoras y que el daño que éstas producen en el medio es sustancial. En cualquier caso son un problema que trasciende al envase de agua, e incluso a los envases plásticos en general, siendo solo una pequeña parte de la fracción de este residuo. Pero sobre todo, ya existen modelos de gestión que funcionan en la Unión Europea, en particular en España, que pueden y deben dar una solución definitiva a los residuos de envases. No es otra que la separación, depósito y reciclaje del plástico a través del Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor para envases ligeros gestionado por Ecoembes, lo que para el ciudadano se traduce en depositar los envases en el contenedor amarillo.

En este contexto, ¿tiene sentido dificultar el acceso a un producto saludable, natural y de alta calidad como es el agua mineral embotellada? Lo más racional es forzar a que los ciudadanos y los propios restaurantes actúen según marca la ley y mantengan estos envases en el canal del reciclaje, y que los propios sistemas de gestión continúen  mejorando su eficiencia. La solución existe, es viable y genera riqueza.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies