mercado vacuno veto ruso

Nuevos mercados para el vacuno tras el veto ruso

Sobre el sector cárnico, también el porcino y el vacuno de carne tienen que hacer frente a cambios coyunturales de cierta relevancia debido al veto ruso. Esta situación la están explotando países como Brasil o China, que han ocupado el hueco que han dejado libre los operadores europeos dentro de Rusia. En ambos casos esto ha supuesto un cierto abandono de clientes habituales, lo que está siendo aprovechado por los comercializadores europeos para redirigir su producto a estos destinos. Un cambio en el flujo comercial del que también se benefician algunos exportadores nacionales.

En el caso del vacuno de carne, hay que considerar que Rusia fue el principal destino de las exportaciones europeas, representando casi el 23% de las mismas en el primer semestre de 2014, con un aumento del 80% con respecto al mismo periodo de 2013. Es decir, un mercado en crecimiento que ha quedado cercenado en pleno desarrollo. En España se trata de un mercado menor, que ayudaba a valorizar piezas de peor calidad no aprovechadas por el consumidor interno.

Mucho más importante que el veto ruso son las barreras comerciales que todavía se mantienen en  muchos países como consecuencia de la ya extinta enfermedad de las vacas locas. Países asiáticos, grandes importadores de carnes de calidad como la española, todavía mantienen cerradas sus fronteras al producto europeo.

La Comisión sigue estudiando la evolución del mercado de carne de vacuno antes de aprobar ninguna medida de crisis. Por el momento las restituciones a las exportaciones no son planteables ante la negativa expresa del Comisario, y los esfuerzos están orientados a abrir mercados cuyas fronteras se encuentran cerradas en la actualidad por motivos sanitarios. El propio mercado ucraniano podría ser uno de ellos a partir del 1 de noviembre, una vez entre en vigor el Acuerdo de Libre Comercio entre este país y la Unión Europea (UE).

La UE ya abrió en  abril las fronteras europeas a los productos alimentarios ucranianos, aunque existe preocupación por la aparición de aflatoxinas en su maíz, que puede generar problemas en la fabricación de piensos. En general, existen grandes dudas sobre la falta de garantías en cuestiones sanitarias en productos animales y vegetales, así como sobre los diferentes estándares de bienestar animal en la UE y Ucrania. Se trata de requisitos muy exigentes para los productores europeos, que implican costes significativos y que generan agravios comparativos entre operadores de diferentes países que no están obligados a aplicar estas normas en origen. Estos sucede, por ejemplo, con las aves de puesta, cuyas normas en cuestión de jaulas ha obligado a una reconversión integral y reciente, que no se ha producido en Ucrania.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies