aceite-de-oliva_1_780x462-400x250

MUY MALA DEFENSA DE NUESTRO “ORO VERDE”

Lo normal es que cuando uno tiene un tesoro, lo proteja y defienda con todos los medios a su alcance. En España, uno de nuestro tesoros alimentarios más emblemáticos, si no el que más, es el aceite de oliva, que por algo se ha llegado a denominar el oro verde.

De manera similar a la aceituna negra, aunque por motivos comerciales diferentes, la administración Trump lo está atacando a conciencia, mediante la imposición unilateral de unos aranceles que lo deja seriamente dañado.

A partir del 18 de octubre es de aplicación un arancel del 25% para la exportación de aceite de oliva español a ese país. Pero no solo del exportado desde España, sino del envasado en cualquier otro país con aceite español, a excepción de Estados Unidos. La estimación de la  Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (ASOLIVA) es que esto afectará a 200.000 toneladas. De ellas 70.000 corresponden a exportaciones desde España, 110.000 desde Italia, y el resto desde otros países, pero todos ellos con envasado de aceite español.

Las consecuencias inmediatas son dos. En primer lugar desaparece la marca España de aceite de oliva español en EEUU, ya que actualmente su distribución se encuentra en un canal comercial muy sensible al precio. Por otro lado, esta medida nos saca del mercado en beneficio de otros países como Italia, que podrá sustituir el aceite español en sus líneas de envasado por el portugués, griego, tunecino, etc. Es decir, desaparecemos de un mercado que representa el 50% del aceite de oliva que se consume fuera de la Unión Europea y que era liderado por aceite de oliva envasado de origen español. Además se ha invertido y todavía se tienen en marcha costosas campañas de promoción de nuestro aceite. Unas iniciativas que habían logrado excelentes resultados y que ahora quedan completamente inoperativas.

Por supuesto, la primera responsabilidad de este desastre comercial es de Estados Unidos, que aplica a España una arancel por ser beneficiario directo de la fabricación del Airbus. La segunda la ha puesto sobre la mesa el propio sector exportador, que acusa a la Unión Europea de no ser capaz de garantizar el equilibrio entre los diferentes países, no habiendo evitado una medida claramente discriminatoria. Pero sobre todo señalan al gobierno español, que se durmió en los laureles y no defendió su tesoro. Hay que recordar que pocos días antes de que se anunciaran los aranceles, el Ministerio de Agricultura español afirmaba que la amenaza comercial de Trump no tendría impacto en el sector alimentario. Paradójicamente, productos estratégicos de otros países afectados por la medida, no estaban dentro de la lista; por ejemplo, el champán francés. Pero no solo Francia, también Alemania y Reino Unido han conseguido salir mejor parados. Esto hace pensar que la gestión política ante las instituciones europeas y estadounidenses ha sido mucho más eficaz que la realizada por España.

Entre tanto, la industria envasadora española se mueve rápido para buscar alternativas. Una de ellas es aumentar las exportaciones a granel a Estados Unidos, ya que el arancel no afecta a este formato. El problema es que se perderían los márgenes que aporta el envasado. Por otro lado y por el momento, la industria envasadora estadounidense no tiene capacidad para absorber el diferencial;  si bien es cierto que el sector industrial de este país se caracteriza por adaptarse e invertir rápidamente, si olfatean un mercado viable.

La otra solución es que el envasador español adquiera aceite de otros países mediterráneos para seguir exportando a EEUU. Una opción para la industria, pero en ningún caso para el productor español, que puede ver como aumentan los stocks, se saturan las almazaras y bajan los precios.

Para entender la magnitud del problema, hay que recordar que las previsiones de producción de aceite de oliva español se estiman para esta campaña entorno a los 1,1 millones de toneladas, por lo que esta crisis afectaría al 16-18% del aceite producido en nuestro país.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies