coag

MOVILIZACIÓN DEL CAMPO, UNA BUENA OPORTUNIDAD PARA SÁNCHEZ

Antes de abordar el tema que hoy nos ocupa, quiero recordar a un gran comunicador agroalimentario, quizás el mejor, y sobre todo, a un buen amigo, que nos ha dejado de forma inesperada. Se trata del Dr. Miguel Ángel Díaz Yubero, que durante casi catorce años me acompañó como contertulio en cientos de programas radiofónicos de LaTrilla, y que durante décadas ha sido una referencia profesional e intelectual para el sector. Miembro de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, en la función pública fue subdirector general de Sanidad Animal, director general de Sanidad de la Producción Agraria y secretario general de Alimentación del Ministerio de Agricultura. En el ámbito privado ostentó altos cargos de dirección en Campofrío, Pascual y COVAP, además de haber sido presidente de Fenil (Patronal de la industria láctea), de Cesfac (Patronal de Piensos Compuestos) y de la Feria Agroganadera de Zaragoza. Le echaremos de menos.

Recién confirmado Luis Planas como Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA comenzaron  movilizaciones por todo el territorio nacional. Sin embargo, se trata de una iniciativa algo sui géneris y no vinculada a un ataque político al nuevo gobierno. En primer lugar porque el sector, a través de estas tres organizaciones de diferente perfil político, no criticó la continuidad del ministro, incluso mostró satisfacción.

Se trata de un movimiento netamente económico, en el que recuerdan a Planas y también a los consejeros y consejeras regionales, cuáles deben ser las prioridades de este nuevo periodo, que se presenta complicado. Son muchos los asuntos que preocupan al sector, pero buena parte de ellos afectan en mayor o menor proporción al nudo gordiano del problema, que es la cada vez menor viabilidad de una buena parte de las explotaciones. Para intentar paliar esta crisis de rentabilidad demandan acciones que permitan reducir los costes, y en especial, otras que actúen sobre los precios, ya que el valor de las materias primas no siempre es fácil de contener. En este sentido hay varias variables muy sensibles en los balances de las pequeñas y medianas explotaciones, como es la mano de obra y la energía.

El mercado laboral no es fácilmente adaptable, pero sí es cierto que han puesto el grito en el cielo por el impacto que puede tener una posible subida del salario mínimo interprofesional, al ser la rentabilidad de las explotaciones muy sensible a los cambios de esta variable.

Además de los gastos e ingresos derivados de la actividad profesional, marcados por el libre mercado, en los flujos de caja de la empresa agraria son esenciales las subvenciones de la Política Agraria Común (PAC), que no en vano representan alrededor del 30% de la renta agraria. En este sentido, el anuncio de recorte de la futura PAC 2021-2027, actualmente en fase de negociación, pende sobre las cabeza de nuestros agricultores y ganaderos, en un nuevo e incierto contexto con Reino Unido fuera de la Unión Europea.

Pero sus exigencias no solo van dirigidas a las administraciones públicas, sino también al resto de los eslabones de la cadena alimentaria. Una pretensión razonable, pero de poco impacto real, ya que el resto de los agentes también se ven sometidos a numerosas presiones comerciales. Por ello y de forma lícita buscan obtener el producto agrario que cumpla los mínimos estándares de calidad establecidos, legal o voluntariamente, y adquirirlos al menor precio posible. La solución pasa en gran medida por la mayor protección de las fronteras europeas frente a la entrada a bajo precio de productos básicos para el sector, no sometidos a las exigencias impuestas a las productos europeos, de carácter medioambiental,  social y de bienestar animal.  Por supuesto, también por consolidar la transparencia y trazabilidad de las diferentes cadenas de producto, algo en lo que se ha avanzado mucho, pero todavía con un largo camino por recorrer.

En todo caso, una coyuntura muy bien aprovechada por el estratega Pedro Sánchez que ha visto en este movimiento una excelente oportunidad evasiva para los problemas políticos más críticos de España. Ahora reformará la Ley de la Cadena, dará más fondos al seguro agrario, unas cuantas inversiones en la España vaciada y pondrá en marcha algunas otras medidas de fácil aplicación, que deberán ser miradas con lupa por el sector. Eso sí, pondrá el grito en el cielo por la reducción de presupuestos PAC y cuando no se consigna mantener, la culpa no será suya sino de Europa. Por cierto, que los presupuestos se van a reducir sí o sí, porque hay un usuario menos de los mismo, Reino Unido.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies