SOJA

MERCADEO ÚNICO

La Comisión Europea se plantea dar un nuevo paso en su contradictorio y antieuropeo camino a la renacionalización. Su propuesta es que cada estado miembro decida de forma unilateral si en su territorio se comercializan o no semillas modificadas genéticamente (MG), tanto para uso animal como humano; en la práctica, la semilla transgénica para pienso. Esta decisión ya se adoptó para la semilla MG de siembra, y pasó extrañamente inadvertida para la opinión pública. Pero al fin y al cabo, este caso solo afectaba a algunas empresas y, en el peor de los casos, a unos cuantos agricultores europeos. Lo que ahora plantea la Comisión es mucho más peligroso, porque puede afectar a miles de ganaderos, a la industria de piensos y a la propia esencia de la Unión Europea (UE).

Permitir que un Estado prohíba la comercialización de semilla transgénica quiere decir que toda la industria fabricante de pienso de este país tendría que dejar de usar, por ejemplo, soja, cultivo altamente proteaginoso que conforma entre el 18-25% de la fórmula de los piensos y que en la actualidad tiene muy pocos sustitutivos. Hay que subrayar el nivel de adopción de soja MG frente a la convencional es del 80% a nivel mundial. En la UE este porcentaje asciende al 90-95%, de acuerdo con los datos de la Confederación Española de Fabricantes de Piensos Compuestos.

Conviene recordar que este input representa más del 40% de la estructura de coste de sus explotaciones, y que en España la industria del pienso genera un volumen de negocio de más de 6.700 millones de euros. Pero más allá del impacto económico y empresarial, atenta contra la libre circulación de mercancías y, por supuesto, contra el mercado único europeo, que se convierte en mercadeo único por el mal hacer político de las instituciones europeas.

Todo esto para solucionar un problema regulatorio que no es tal. El proceso normativo europeo, tanto para la siembra como para el consumo de semillas MG, es claro, está regulado y basado en el análisis científico. El problema es que algunos países, en particular Francia, se han enrocado, esclavos de sus acuerdos políticos, reconocidos públicamente por ex miembros de sus gobiernos, e incumplen sistemáticamente la norma, frenando también las decisiones que en último término debe adoptar la Comisión. Ahora Europa, en vez de atajar el problema haciendo uso de las herramientas administrativas y jurídicas disponibles, ha optado por circunvalar el problema con la idea de que así podrá seguir avanzando. Nada más lejos de la realidad. El problema sigue ahí y con esto solo se ha conseguido salirse del camino hacia una Europa más unida, y no será fácil volver a él. Crear precedentes en la desarmonización del mercado único es una peligrosa apuesta.

 

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies