insectos

INSECTOS, UN NUEVO ALIMENTO EN EL PLATO

La ecuación no es de fácil resolución. La población mundial sigue creciendo de forma acelerada, el potencial de crecimiento de la superficie de cultivo a nivel mundial es de un exiguo 4-5% y, aunque se mejore o resuelva el problema de la distribución de alimentos, va a llegar un punto donde continuar abasteciendo a la población mundial va a ser un gran problema. Esto se suma a la escasez de agua, el abastecimiento energético y la degradación de nuestro hábitat, con el consiguiente cambio climático.

La necesidad de encontrar nuevas fuentes alimentarias, con materia prima no esquilmante, accesible y eficiente, es uno de los grandes retos mundiales. Consecuencia de esta búsqueda han aparecido los llamados nuevos alimentos, que no lo son tanto en otras latitudes. En este contexto, los insectos son una alternativa real, que ya se utiliza de forma cotidiana en otros espacios económicos.

El apoyo al consumo de insectos para alimentación humana es muy reciente, y solo en algunos países como Bélgica ha estado autorizado en casos muy excepcionales. Ante la necesidad mundial de aumentar las fuentes proteicas, fundamentalmente cubiertas por harinas animales y la soja como principal fuente vegetal, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) recomendó en 2013 su explotación. Según la FAO, gusanos, grillos, escarabajos, orugas, avispas, hormigas, langostas, saltamontes o moscas domésticos son los de mayor potencial alimentario.

La Unión Europea (UE) los incluyó en el Reglamento (UE) 205/2283 sobre nuevos alimentos, que es de aplicación desde principios de 2018, y que sido ampliado con el  Reglamento de Ejecución (UE) 2017/2470 por el que se establece la lista de la Unión Europea (UE)  de nuevos alimentos.

Lo nuevos alimentos son productos que podremos ver o tener en nuestros platos aunque no los detectemos, y que no son otra cosa que productos obtenidos a partir de nuevas fuentes, con una estructura molecular nueva o modificada intencionadamente, siempre que no se haya utilizado en la UE antes del 15 de mayo de 1997. Pueden provenir de microorganismos, hongos, algas,  materiales de origen mineral, plantas,  animales, cultivos de células, nanomateriales artificiales, vitaminas, minerales.

Esta nueva normativa incluye las condiciones en las que pueden utilizarse y los requisitos específicos de etiquetado. Supone la regulación de un modelo centralizado de nuevos alimentos y alimentos tradicionales de terceros países, de tal manera que se favorezca su entrada en el mercado europeo con plenas garantías para la salud pública y seguridad alimentaria del consumidor. Esta lista no excluye que en algunos Estados miembros la puesta en el mercado de este producto como alimento o ingrediente alimentario pueda ser restringida por una legislación nacional.

En la actualidad los insectos entran en la categoría de nuevo alimento, tanto en sus partes (patas, alas y cabeza), como los animales enteros. Les afecta la norma que prevé su  autorización como alimento tradicional de un país tercero, basado en su historial de uso seguro, durante al menos veinticinco años. En este campo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) revisó los riesgos microbiológicos, químicos y ambientales asociados con el consumo de insectos y su producción para alimentación humana y animal. Esta autoridad científica recomendó iniciar investigaciones en los aspectos que originan incertidumbres, tales como su consumo humano, consumo animal, bacterias, virus, parásitos, priones, alérgenos, riesgos químicos, impacto del procesado así como impacto medioambiental de los sistemas de producción de insectos.

Gustará más o menos, dará más o menos aprensión, pero la población occidental también tendrá que adaptarse, aunque sin duda no será un rápido proceso, y completar su dieta con éstos y otros productos. Será solo en su composición, como parte de la harina, o de forma más explícita; pero estarán. Por otro lado, para la ganadería es un gran avance, ya que la harina de insecto podrá sustituir a otras de más costosa obtención y mayor impacto medioambiental.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies