Agricultura ecológica

EL ATOLLADERO ECOLÓGICO

El sector de la producción ecológica es bastante más complejo de lo que podría parecer a primera vista. Prueba de ello es la ralentización permanente en la revisión y actualización de su marco regulatorio. Al final, la presidencia maltesa del Consejo ha conseguido con mucha dificultad avanzar en este campo, iniciando las discusiones con el Parlamento Europeo. Sin embargo, la desclasificación de los productos con residuos de pesticidas no autorizados en agricultura ecológica y los cultivos de invernadero han quedado fuera de la negociación. En definitiva, un acuerdo con aspectos clave no resueltos, como los productos no envasados, los controles de residuos o las semillas.  Por tanto un éxito muy parcial de la presidencia maltesa. En este contexto parece difícil que el asunto pueda ser cerrado por el Parlamento Europeo. Hay que recordar que se trata del decimoquinto trílogo para la revisión del reglamento europeo de agricultura ecológica y que ya son varios años los que dura un proceso regulatorio, tan improductivo como necesario.

El debate sobre plaguicidas es complejo. El sector no acepta la imposición de límites para la desclasificación; es decir, que a partir de un determinado nivel de residuos el producto no se pueda vender como ecológico. Argumentan que en muchos casos podría deberse al uso de plaguicidas por agricultores convencionales colindantes, no por una mala praxis del agricultor bio. Por otro lado, la distribución, en representación de los intereses de los consumidores, no entra en el fondo de la cuestión y demanda el residuo cero, que en definitiva es lo que pide el consumidor. Ser flexible en este asunto no tiene sentido, ya que los productos ecológicos se producen para dar respuesta a una demanda social que exige la no aplicación de fitosanitarios, tanto sea de forma accidental como intencionada. Por otro lado, la agricultura convencional no va a renunciar al legítimo derecho de uso de fitosanitarios, entre otros motivos, porque es una tecnología básica para poder alimentar a la humanidad. Tampoco se puede obviar que plegarse a la demanda del sector productor supondría que agricultores ecológicos podrían usar fitosanitarios de forma consciente, siempre que no superaran los hipotéticos niveles de tolerancia. Además, de la misma manera que las organizaciones de producción ecológica exigen tolerancia cero en el uso de semillas transgénicas, lo coherente sería mantener la misma posición en residuos.

Otro aspecto que demanda el sector es que los alimentos ecológicos que se importan de países terceros cumplan los mismos patrones que los productos europeos. Una reclamación muy razonable si se pretende ser transparente y poner al consumidor en el centro del mercado. No tiene sentido que frente a la decisión de compra de un mismo producto ecológico, europeo y otro de país tercero, el consumidor necesite saber que la huella medioambiental de uno u otro es diferente; lo que sin embargo sería la mejor manera de asegurar la correcta información al consumidor, ante requisitos medioambientales diferentes. Pero de la teoría a la práctica, el trecho es largo. ¿Cómo se acredita que se cumplen estas normas cuando en el seno de la propia Unión Europea estas garantías quedan muchas veces en entredicho? De hecho, es todavía frecuente que las organizaciones certificadoras en Estados terceros apliquen la normativa ecológica de cada uno de ellos, no la europea, mucho más estricta.

Un claro ejemplo lo tenemos en el sector del plátano cuyos representantes galos de ultramar han denunciado la competencia desleal de los productores de plátanos ecológicos de terceros países, cuya fruta accede al mercado comunitario mediante la aplicación de un sistema de equivalencia.

Un importante atolladero con difícil solución, que deja abierto un debate que se va a alargar. Tiene todos los visos de cerrarse con muchos temas estratégicos pendientes de resolución.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies