Carne de conejo

CARNE DE CONEJO ¿CONSUMO O REESTRUCTURACIÓN?

El sector de la carne de conejo continúa en situación crítica. Ya son más de ocho años de crisis continuada que ha llevado a una reducción en el número de explotaciones, pasando de 5.195 en 2007 a 3.468 en la actualidad, de acuerdo con los datos del Informe Económico 2016 del Sector Cunícola, del Ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medioambiente. El diagnóstico no es bueno, no solo por este dato, sino porque esto no ha supuesto una concentración significativa, como se podría esperar. De hecho se ha producido una reducción del censo del 8% desde 2013.

La Unión Europea, con 340 millones de conejos sacrificados al año, es el segundo productor mundial de carne de conejo por debajo de China. España es el segundo productor europeo por detrás de Francia. En Extremadura se localizan 285 explotaciones, aunque no hay producción de carne al no disponer de salas de sacrificio.

Los balances contables de buena parte de las explotaciones muestran cómo con dificultad los ingresos consiguen cubrir los costes, lo que está generando una situación de endeudamiento continuado del sector productor, sin un horizonte que permita pensar en una recuperación financiera. Los costes siguen en aumento, al subir los piensos y la energía. Hay que recordar que en este sector los piensos suponen entre el 60-80% de los gastos anuales. Si bien es cierto que en el momento actual los cereales se cotizan a precios excepcionalmente bajos, las pérdidas acumuladas a lo largo de los años están siendo difíciles de enjuagar y los costes financieros se comen buena parte de esta ventaja económica. Se trata de una crisis especialmente grave en pequeñas explotaciones, que son las que se encuentran con mayores dificultades de financiación.

Por otro lado, la caída generalizada del consumo tensiona cada vez más la curva oferta demanda. Recientemente se aprobó la nueva extensión de norma de la Interprofesional del Conejo Intercun, que se vuelve a encontrar con el difícil reto de aumentar el consumo en España. Una aventura en la que año tras año pincha en hueso, no por falta de voluntad y de recursos. Si en 2010 el consumo en España era de 1,35 kg por persona y año, en 2015 había bajado a 1,29, con un ligero repunte en 2013. La realidad es que el descenso es continuado, a pesar de la gran cantidad de recursos invertidos en su promoción.

El motivo es difícil de averiguar. Quizás tenga un importante peso la llamada mascotización de este animal, percibido como animal de compañía por buena parte de la población, en particular la gente joven. Contra esto va a ser  muy difícil luchar. Sin embargo cuesta creer que este sea la única razón. Las numerosas campañas, los nuevos cortes y otras numerosas acciones no ponen en valor esta carne ante los consumidores; a pesar de la excelente calidad de esta carne. El precio tampoco parece ser un argumento válido, ya que la salida de la crisis y la mayor disponibilidad de recursos en las familias deberían hacer crecer el consumo, algo que no se ha producido.

Por otro lado, importantes grupos de presión relacionados con el bienestar animal y el ecologismo, presionan a los legisladores europeos, que apuestan por medidas regulatorias cada vez más restrictivas y costosas. Hace escasos meses el sector se salvó por los pelos de la puesta en marcha de un proceso regulatorio para transformar la cría en jaula por cría en suelo, pero la amenaza sigue ahí. Además, la escasa concentración de oferta de un sector todavía atomizado impide una adecuada gestión de precios frente a las siempre poderosas empresas de distribución.

En definitiva, un sector que sin querer ser catastróficas, se encuentra en una muy difícil tesitura. Quizás es el momento de asumir la bajada del consumo interior como algo inevitable y orientar  los recursos a abrir nuevos mercados. Para ello, se debería afrontar una profunda reestructuración e integración sectorial. La otra opción es seguir intentando que el consumidor cambie sus preferencias, lo que tras años de experiencia, se antoja casi utópico.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies