50efcde3a273e-1357812282670

Arias Cañete consigue un repoker de ases en su partida ministerial

Perdemos un buen ministro, pero ganamos un sólido pilar en el escenario político y ejecutivo de la UE. Arias Cañete, Ministro de Agricultura con Rajoy y anteriormente con Aznar, se va a liderara el complicado reto de ganar las elecciones al Parlamento Europeo para el Partido Popular. Su profundo conocimiento del sector agrario y alimentario le ha permitido poder ser extremadamente ejecutivo y trabajar con unos apoyos sectoriales, ministeriales y políticos muy poco habituales. La célebre frase cinematográfica de segundas partes nunca fueron buenas no se cumplen en este caso. Si con Aznar la valoración general que obtuvo fue de un buen ministro, en este caso los resultados y la valoración social y sectorial ha sido excelente.

Podríamos decir que Cañete ha conseguido un  repoker de ases, ya que ha logrado cinco excelentes cartas, siempre codiciadas por cualquier ministro, y extrañamente repartidas a uno solo. Eso es, gestionar bien los recursos de los que se dispone, tanto humanos como económicos, al margen de la situación precaria heredada. Ser capaz de regular de forma rápida y con apoyo del sector, aquellos temas estratégicos que mejoren la competitividad del mismo. Debe que ser muy hábil negociador, en particular en el seno de las instituciones europeas, que es donde se decide el futuro del agro. El cuarto as es resolver las crisis internas  y externas que se produzcan en cada momento y, por último, conseguir que todo lo que se hace cale tanto en el sector como en el resto de la sociedad.

Cañete y su equipo han desarrollado una excepcional actividad legislativa, regulando temas complejos en poco tiempo y con un apoyo muy mayoritario del sector. Entre otras, leyes como la de la cadena alimentaria o la de concentración cooperativa, son herramientas necesarias en aspectos esenciales para la competitividad. En el ámbito internacional, la capacidad negociadora ha sido un valor indiscutible de este Ministro, profundo conocedor de los interlocutores europeos y de los tiempos y procesos, tal como ha sido reconocido por importantes funcionarios europeos. El papel de España en la reforma de la PAC ha sido un ejemplo claro, pasando de ser comparsas a tener una posición de fuerza. La gestión de crisis se ha podido ver en muchos casos concretos, recientemente el problema ruso con el porcino, donde la actividad ministerial con los dirigentes de este país ha sido constante.

Lo último y no menos importante es la visibilidad que el equipo ministerial le ha dado al sector agrario y alimentario. Nunca hasta la fecha este sector había aparecido tanto en los medios mostrando una cara amable, ejecutiva y profesional.

Lo curioso es que con un repoker de ases, siempre ganas la partida, pero en este caso el premio no parece muy goloso. Deja un Ministerio en el que con toda probabilidad seguiría construyendo una muy buena imagen política, tal como demuestran las encuestas de percepción. A cambio, afronta el duro reto de liderar un proceso electoral en el que las encuestas no posicionan al PP como ganador. Un trabajo duro y con resultado incierto que, al margen del resultado, podría ser recompensado con una Comisaría.

Quede claro que las alabanzas que hago en este post lo son en conciencia, como crítico y creador de opinión dentro de este sector, en el que ya llevo un cuarto de siglo trabajando.  Ningún vínculo personal ni profesional me une ni me ha unido a Cañete, lo que me ha dado franca seguridad a la hora de alabar su trabajo y también de criticarlo cuando así lo he considerado. Bien es cierto, que menos en este segundo ciclo que en el primero. Lo que sucede es que aunque no todo lo uno promueve no sea perfecto ni deje a todo el mundo satisfecho, no es impedimento para que el análisis global sea positivo. Sin duda, cualquier decisión que se adopta suele tener perjudicados, aunque el objetivo general global se cumpla, y el que haya tenido buen apoyo por parte del sector tampoco quiere decir que todo haya sido miel sobre hojuelas;  solo hay que ver las reacciones en Castilla y León a la norma de calidad del ibérico, por poner un ejemplo cercano. La realidad es que si uno no recibe ninguna crítica, es que no se mueve, y ese sí ha sido el gran mal de no pocos de sus antecesoras y antecesores.

About Juan Quintana Cavanillas

Juan Quintana Cavanillas
Director y presentador del programa ‘La Trilla’ en Capital Radio, todos los sábados de 08.00 a 09.00 horas. Columnista desde hace más de 10 años en el Grupo Vocento. Director de comunicación y Asuntos Públicos en la farmacéutica Grünenthal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies